Métodos de limpieza para el ámbar



El ámbar siempre debe brillar y brillar como un verdadero sol. Eso es lo que atrae a la gente, su cálida luminosidad. Para que el ámbar siempre esté en una inmejorable condición y conserve su brillo natural, hay que tener un cuidado adecuado sobre esta gema. Este afeamiento de la gema se deriva del efecto de la cosmética sobre la gema, la perfumería y el agua clorada que cae sobre la joyería de ámbar es la perjudicial. Para su conservación es recomendable limpiar la piedra con mucho cuidado, ya que en esencia se trata de una resina y no de un mineral. No se deben usar fuertes agentes químicos, cepillos duros o gruesos, todos estos elementos son enemigos  contra el color y el brillo del ámbar, además de poder dañar su estructura, dejarle marcas de arañazos y abrasiones.

Hay tres maneras fiables para mantener la apariencia perfecta del color y el brillo del ámbar.



Modo 1

Colocar la joya de ámbar en un recipiente poco profundo de agua tibia y añadir un poco de detergente lavavajillas líquido o champú.  Agitar la solución, sin llevarla a un estado de espuma. Luego sumergir la pieza en el agua jabonosa, use una esponja suave, y luego escurra  el líquido de la pieza totalmente, para luego pasar una esponja ligeramente humedecida sobre la gema.

Después se lava totalmente la pieza, se seca con algún tejido suave. En ningún caso, debe dejar secarse por sí mismo, porque de esa forma el ámbar tiende a  enturbiarse.

Para dar brillo adicional al ámbar de una joya se puede frotar con aceite de oliva, para a continuación limpiar muy bien del exceso de aceite.




Modo 2

Igual que en el primer método, es necesario mezclar el agua caliente y una pequeña cantidad de jabón líquido o detergente para lavavajillas. Debe hacerse en un recipiente hondo, porque esta vez la joya se sumerge en agua jabonosa por completo. Esta limpieza se lleva a cabo, si el artículo estuviese muy sucio con algún elemento, por ejemplo con pulpa de fruta o crema. Mantenga la joya durante un tiempo en el agua jabonosa, el agua se puede enturbiar por la suciedad, después de 2 a 3 minutos comienza la limpieza. Un cepillo suave para eliminar la suciedad y luego enjuagar la joya con agua limpia. Una vez más recordamos que usted secar con algún apósito seco después del baño, en lugar de dejar que se seque por sí solo.




Modo 3

Para limpiar y para tener un cuidado perfecto sobre el  ámbar, se pueden usar toallitas de limpieza, estas son toallitas que se usan para viajes etc., ellas están impregnadas con un compuesto especial que ayuda a eliminar la suciedad de la piedra. También existen toallitas bilaterales que limpian y pulen por ambos lados.

Las joyas de ámbar son agradables, ahora no debe preocuparse de que su brillo sea tenue o esté sucio, porque usted ahora ya sabe cómo tratar esa joya, usted hará que su joyería de ámbar siempre brille!








Escrito por: Alejandro Glade R.





No hay comentarios:

Publicar un comentario