Algunas piedras preciosas se cortan como Cabuchón o Cabujón.

Cabuchón ovalado 
Cabuchón con forma de gota

     En el mundo de las piedras preciosas, un cabuchón es una piedra que se corta con la parte superior altamente pulida, redondeada o convexa sin facetas, con una base plana o ligeramente abovedada. Un cabuchón se puede cortar de cualquier forma, aunque la forma ovalada es mucho más común. El término proviene (del vocablo francés cabochon que a su vez deriva del francés antiguo caboche y éste del latín capuz, que significa “cabeza”). Algunas piedras son casi siempre cortadas en "cabuchón", en estas se incluye el ópalo, la turquesa, el ónix,  la piedra luna y el zafiro estrella. En el mundo de las piedras preciosas a menudo se oye el término cabuchón como  acortado a "cab".


Técnicamente, los cabuchones no están realmente "cortados". Más bien, se moldean y luego se pulen. Es por lo tanto una tarea mucho más simple producir un cabuchón que cortar una gema facetándola con muchas caras. Antes de que se desarrollara el arte del  facetado, todas las piedras preciosas fueron producidas como cabuchones, aunque algunas fueron talladas intrincadamente también.

Cabuchones diferentes y sus efectos.

Piedra Luna o lunar
Las piedras talladas hicieron su aparición en la joyería europea durante los siglos XIII y XIV. Con la llegada de la rueda de corte  que giraba  horizontalmente,  esto fue a finales del  1400, y así fue cómo surgió la posibilidad de diseñar y repetir esquemas de facetas de manera  geométrica, controlando y mejorando así la luz procedente del interior de la piedra. La fascinación por la geometría y la luz reflejada, durante el Renacimiento aceleró el desarrollo de un sofisticado arte llamado lapidación (lapidario). Comenzando por el comercio de piedras preciosas en, Venecia, Florencia y luego en toda Europa, la gestión de la luz se convirtió en el tema central, en el proceso de corte de las piedras preciosas.

Efecto estrella
Efecto estrella
Cuando aparece la tecnología y la habilidad para cortar las piedras preciosas facetadas, todavía se siguió haciendo cabuchones. ¿Por qué los cabujones se seguían produciendo? La pregunta es interesante, y la respuesta es que  las gemas responden de diferente forma ante la luz. En muchos casos la gema tiene propiedades especiales que se muestran sólo cuando se corta la piedra como un cabuchón. Ejemplos son gemas que muestran fenómenos ópticos como el asterismo (el efecto estrella), la locuacidad (el efecto del ojo de gato), la iridiscencia (por ejemplo, el ópalo) o la adularescencia (por ejemplo, la piedra luna).

Zafiro estrellado o estrella.

Ojo de tigre
Piedra Luna
La mayoría de las gemas que son opacas se cortan como cabuchones en lugar de facetarlas. Además, los materiales de baja calidad o de grado inferior, en algunos tipos de piedras preciosas como el zafiro, el rubí y el granate se cortan como cabuchones. Si el material de la gema tiene un color muy bueno pero no es suficientemente transparente o limpio para ser facetado, entonces estas pueden ser moldeadas y pulidas en cabuchones muy atractivos. También es común cortar piedras más blandas como cabuchones, ya que las piedras preciosas con una puntuación de dureza de menos de 7 (en la escala de Mohs) pueden ser fácilmente rayadas por el cuarzo en polvo y la arena. Por eso que los rasguños se muestran mucho menos en un cabuchón que en una piedra tallada.




Escrito por: Alejandro Glade R.