Fabricación de Corona para engastar diamante.


Cada cierto tiempo se nos pide como joyeros, que fabriquemos  una corona para montar alguna piedra que por lo general es un diamante. La corona se puede hacer cuando la piedra tiene un formato estándar o también puede ser una corona para ajustar a algún diseño en particular.  Ya por lo general estas coronas simples son hechas a máquina, pero en este caso explicaré como hacerla para su fabricación a mano, ya que este tema es parte del conocimiento básico de un joyero.

Esta corona tipo cesta  se fabrica de alambre redondo, teniendo en cuenta el tamaño de la piedra, primero debemos determinar el tamaño del alambre que usaremos. ( puede ser oro, oro blanco, platino o plata). Mientras más grueso el alambre, nos dará un montaje más resistente,  pero no debemos caer en un montaje demasiado tosco y pesado. El  alambre más delgado hará que se vea más delicado, así es que debemos equilibrar esta elección, para que la piedra quede sujeta en forma segura.

Primero medimos el diámetro de la piedra.  (Las mediciones deben ser a la décima de milímetro). Luego restamos el diámetro del alambre del diámetro que tiene la piedra. Lo que sigue es una fácil operación matemática: Multiplique este número por (el valor de Pi) que es 3.14 y aproxime a la décima de milímetro más cercano. Obtendremos  la longitud del alambre necesario para formar el marco inferior. (Ejemplo: para una piedra de 8 mm de diámetro con un alambre de 0,8 mm, debemos restar 0,8 a  8  lo que nos da 7,2 mm. Multiplicamos ese valor  por 3.14 y nos da 22.608., lo que redondearemos a  22,6 mm para la longitud del alambre para el bisel inferior).

Cortamos un trozo de alambre a esta longitud, y también cortamos un segundo trozo de alambre un 10% más corto, que usaremos para fabricar el bisel inferior. En el ejemplo anterior para una piedra de 8 mm, el segundo cable se cortará a 20.3 mm.  Debemos asegurarnos que las puntas (extremos) de los alambres estén planas,  dóblelos en un círculo y asegúrese de que los extremos estén bien juntos (topándose). De ser necesario, sostenga la pieza con un par de alicates de punta plana, y haga los cortes a cada lado para que quede ajustado. Ponga  fundente y suelde los extremos, utilizando soldadura dura del quilaje y color apropiados. Use una cantidad mínima de soldadura. El uso de una punta de correr  soldadura lo ayudará a colocar la soldadura en el punto preciso.

El ácido para el decapado o limpieza, muchas veces queda en los poros e impide el flujo de la soldadura en los pasos posteriores. Si las argollitas están manchadas por la soldadura y es necesario un decapado, limpie los anillos en el limpiador ultrasónico después del decapado. Por lo general, remojar los anillos en agua jabonosa tibia es todo lo que se necesita para eliminar el fundente y el ácido bórico.



Para continuar limpiamos el exceso de soldadura de estas pequeñas soldadura  con una lima de aguja fina y enderezamos la argolla en un pequeño mandril de bisel redondo. Siempre debemos  comprobar el tamaño del marco inferior colocando la piedra encima. Mirando hacia abajo y sobre la piedra no deberíamos  ver el marco inferior. El bisel inferior debe tener un diámetro ligeramente menor (10%) .
A continuación, preparamos ambos biseles para las grifas. Marque con un marcador o un marcador de punta fina el punto donde se colocarán los dientes o grifas, asegurándose de que estén espaciados uniformemente. Para ubicar el punto de las grifas, ayúdese con una plantilla para dibujar piedras redondas sobre este marco. Luego, usaremos las líneas centrales de la plantilla para piedras como guía, marque las argollitas donde se colocarán los dientes. Otro método es colocar las argollitas en papel cuadriculado y usar las líneas para diseñar la ubicación del diente.


 Luego  utilizaremos una fresa cilíndrica del mismo tamaño que el alambre para hacer hendidura donde ira el alambre. Una línea hecha con la sierra ayudará a mantener la fresa en su lugar al momento de trabajar, así su trabajo será más preciso. Mantenga la fresa en un ángulo de 75 grados cuando corte. Esto permitirá dar el ángulo apropiado a las grifas.

Ahora haremos las grifas. Debemos usar nuestro  propio juicio para determinar la altura de  las grifas. La altura mínima de las puntas es la distancia desde el culet de la piedra a la mesa de la piedra, si usted hace que sus grifas sean más cortas que esa distancia, el culet de la piedra sobresaldrá por la parte inferior de la corona, lo cual es aceptable… La altura de las puntas dependerá de las preferencias personal el diseño y la apariencia general que le queramos dar a la pieza de joyería terminada incluida la corona.

Una vez que haya determinado la longitud de la grifa, corte dos piezas  más de alambre tres veces la longitud de la grifa. Por ejemplo, si desea que su grifa sea de 6 mm de altura, debe cortar dos piezas de al menos 18 mm de largo. Luego tome esos dos trozos de alambre y dóblelos en forma de V con los lados de la V adecuadamente en un ángulo de 75 grados. La V necesita encajar en el marco inferior y en las muescas para las puntas opuestas, no las que están una junto a la otra. La punta del alambre en forma de V debe caber en las muescas del marco inferior que coinciden con el ángulo de los cortes que usted hizo.



Tome una de las grifas en forma de V y deslice la argollita inferior para prepararse para la soldadura. La punta en forma de V debe estar lo suficientemente ajustada para mantener el marco interior en su lugar sin ningún soporte adicional. El marco inferior debe descansar a aproximadamente al 60 por ciento de la altura de la grifa debajo de la parte superior de la grifa. Una vez que haya hecho la corona, nos quedara un 60 por ciento de la altura de la grifa por encima del bisel. Coloque la argollita inferior en su lugar en la punta en forma de V y ponga fundente a las juntas entre la argollita inferior y las grifas. Suelde la punta inferior con una soldadura media que coincida con el quilate y el color de la pieza que estás haciendo. La mejor manera de soldar la punta es colocar una pequeña pieza de soldadura contra un lado de la punta donde entra en contacto con la argollita inferior y calentamos hasta que la soldadura comience a derretirse. Luego mueva el soplete al otro lado y haga fluir la soldadura a través de la unión entre la punta y el bisel o argollita inferior. De esta forma, estará seguro de tener una soldadura  fuerte.




Después de haber soldado ambas puntas, sumérjalas en un baño de decapado para sacar restos de fundente, (dejar que se enfríe antes de sumergir). Luego, vea a través de la parte inferior de la V y sepárela un poco para que pueda insertar la otra pieza en forma de V en La argollita inferior. Las dos formas en V deben cruzarse en la parte posterior. La segunda soldadura en la forma de V es igual a como lo hizo con la primera.



Las cuatro grifas ya están soldadas en su lugar, elimine restos y fundente. A continuación, corte la parte inferior de las piezas en forma de V, córtelas a la longitud adecuada. Recuerde que el 60 por ciento de la altura de la grifa debe estar por encima del bisel inferior y el 40 por ciento de las grifas debajo del bisel inferior. Una vez que los dientes se recorten a la longitud, inserte el bisel inferior en la parte inferior de las grifas. El bisel inferior debe mantenerse en su lugar en la punta en forma de V, agregar fundente para disponerse a soldar. Suelde la punta del bisel inferior con una soldadura media que coincida con el quilate y el color de la corona que estás haciendo. La mejor manera de soldar la punta es colocar una pequeña pieza o pañeta de soldadura contra un lado de la punta donde entra en contacto con el marco inferior y calentar hasta que la soldadura comience a derretirse. Luego mueva la antorcha al otro lado de la punta y haga fluir la soldadura a través de la unión entre la punta y el bisel inferior. De esta forma, estará seguro de tener una buena soldada.

Una vez que las cuatro grifas estén soldadas en su lugar, limpie bien para eliminar residuos.  Ahora cortamos la parte inferior de las piezas en forma de V de las grifas y cortamos a la longitud adecuada. Recuerde que el 60 por ciento de la altura de la grifa debe estar arriba del bisel y el 40 por ciento de las grifas  debajo del bisel inferior. Una vez que las grifas se recortan a la longitud deseada, insertamos soldadura media del quilate y el color correctos.

Una vez que todas las puntas estén soldadas al marco inferior, limpie bien la pieza. Compruebe en todas las direcciones para asegurarse de que todos las grifas estén en el mismo ángulo y que el bisel inferior estén perfectamente paralelos en todas las direcciones.

Examine y use sierra para si fuera necesario para eliminar los excesos de soldadura. Es muy difícil que la soldadura quede de un aspecto agradable, limpio y nítido, por eso que es mejor utilizar una cantidad mínima de soldadura para que no se tenga que hacer ninguna limpieza en esta etapa.


Ahora vendría el pulido, usando el eje flexible con un pequeño disco de cerdas, y estará listo para usar la corona y agregarla a su pieza de joyería. Debido a que se usó soldadura dura  y mediana, se puede unir fácilmente a la joya definitiva con soldadura blanda.

Aunque parece que es un proyecto muy simple y fácil de completar, tiene complicaciones y es todo un arte el hacer esta corona. Para mantener las cuatro grifas adecuadamente espaciadas y en el mismo ángulo, la piedra tiene que tener  todas las proporciones correctas. Si pueden lograr hacer esta corona, habrán alcanzado un gran Logro.



Escrito por: Alejandro Glade R.