Consideraciones exitosas para el uso del paladio en la joyería.



El Paladio es miembro del grupo de metales del platino, el paladio es naturalmente blanco y ha ido creciendo en popularidad entre los joyeros durante décadas.

El paladio, que figura en la tabla periódica de elementos, es mucho más liviano que su metal hermano Platino. Un metal blanco natural, el paladio es hipoalergénico, no se mancha y permanece blanco para siempre.


Las aleaciones de paladio para la fabricación de joyas contienen 95% de paladio y 5% de otros metales (en comparación, el oro de 18 quilates tiene solo un 75% de oro puro). Los métodos específicos de fabricación de joyas como fundición, fabrica mecanizada, fabricación de cadenas, fabricación manual u otros procesos a veces requieren diferentes ingredientes de aleación. De las aleaciones populares que actualmente se utilizan en los EE. UU. Para joyería de paladio, el equilibrio común consiste en 95% de paladio, y  5% de elementos que pueden ser oro, y plata, u otros metales. La inclusión de elementos específicos como aleación ofrece ciertos beneficios al proceso de fabricación como dureza, mejor fluidez para la fundición, facilidad en el mecanizado o un mejor desgaste de las joyas terminadas.


Las aleaciones que contienen 95% de paladio comparten características inherentes del metal puro, como:

Capacidad de manipulación: el paladio puede moldearse o formarse fácilmente mediante martilleo o presión.

Ductilidad:  el paladio se puede tirar o doblar sin romperse.

Dureza: el paladio tiene una dureza Vickers tal como se moldea entre 110 y 150 dependiendo de la aleación. Con este rango de dureza, es relativamente resistente a abolladuras, arañazos o dobleces y se desgasta de manera similar al platino.

Resistencia: con tolerancias adecuadas, el paladio tiene buena resistencia y mantendrá la forma  a través de la tensión o el estrés.

La joyería en paladio 0.950 bien diseñada juega con los puntos fuertes de este metal único: la estética de su color claro, brillante, blanco, peso (comparable a 14k de oro), noble en su confección y armado en la fabricación, la fundición y el mecanizado. Es un placer crear una hermosa pieza de joyería que deleite al usuario, y promete permanecer libre de problemas en los próximos años. Así que aquí hay un consejo que enfatiza las cualidades positivas de este metal único para sus diseños. Ya sea que el paladio desempeñe un papel de apoyo junto a los diamantes, piedras preciosas o de fantasía, al emplear bien estas características sus creaciones en joyas serán muy vendibles y a muy buen precio, será la satisfacción plena del cliente con su resultado final.
Limpieza y cuidado: el oro blanco necesita enchapado en rodio para mantenerse muy brillante, las joyas de paladio no. De hecho, el paladio se usa a menudo en aleaciones de oro blanco.

Las joyas de paladio no se mancharán como la plata esterlina, pero las joyas de paladio tendrán arañazos en su superficie más fácilmente que el platino, por lo que se debe considerar el servicio de pulido de manera regular. Lo mejor es guardar estas piezas preciosas de joyería,  forradas en tela y en una caja de almacenamiento.

Hay joyeros que no están familiarizados con el paladio y, por lo tanto, cambiar puede ser difícil para ellos. Al igual que el platino, también es difícil reparar la joyería de paladio, los cambios de tamaño y los trabajos de reparación en general.

CONSEJO: El paladio es una buena alternativa para cualquier persona que desee joyas en metales nobles y preciosos,  y que no tienen el presupuesto para platino, ya que la relación propiedades vs apariencia, nos da valores  insuperables.



Escrito por: Alejandro Glade R.