El alambre para la joyería


Al elegir materiales para los proyectos de joyería, es importante saber con precisión lo que se está buscando antes de salir de compras. Los diferentes grosores de alambre se comportan de manera diferente y  es probable que no se adapten bien a su proyecto de joyería.

La forma en que el alambre responda en sus manos al uso de las herramientas,  puede afectar en gran medida sus éxitos o fracasos. Especialmente si usted es un principiante, lo mejor es aprender de a poco sobre el comportamiento de los alambres antes de invertir en algo que va servir para realizar sus primeros proyectos.

Sugerencias y consejos sobre el alambre para la joyería.

El endurecimiento durante el trabajo.

Uno de los conceptos básicos de los metales es el temple y recocido. En pocas palabras, cuando el metal es recocido significa que la estructura del metal y de la pieza está en su estado más blando o dúctil. Esto permite trabajar con libertad y facilidad las formas.

Por el otro lado del espectro, la pieza se ha "endurecido", su estructura se ha comprimido y el metal se ha puesto duro y difícil de trabajar,  y tal vez al trabajarlo así,  el metal se agrietará. El endurecimiento en el trabajo puede ser  un requerimiento valioso cuando se necesita si se usa  correctamente. Muchos joyeros y orfebres endurecerán la pieza como un último paso para asegurar que la pieza deseada sea segura en el futuro.

¿COMO ESTIRAMOS Y REDUCIMOS EL GROSOR?
La hilera también sirve para fabricar tubos
El uso de la hilera es una técnica en la que se tira del alambre a través de agujeros graduados, la hilera es una placa de acero con agujeros que van de mayor a menor con muy poca diferencia entre ellos, al pasar el alambre sucesivamente este irá  adelgazándose y reduciéndose en grosor, también el pasar sucesivamente irá endureciendo el metal.  



ALAMBRE DELGADO Y BLANDO
Un alambre delgado y blando ha sido recocido antes de empezar a trabajar con él, es lo que corresponde. Esto significa mayor flexibilidad y facilidad de manejo cuando se trabaja en alguna obra. Esto es una gran cosa si usted está  haciendo argollas o figuras intrincadas. Es fácil de doblar con las manos, por lo que esta puede ser una buena opción para trabajar de forma fácil y plástica.

Hilera

ALAMBRE MAS DUROS
Un alambre más duro tiene un poco más de resorte y resistencia a ser doblado. Se podrá dar cuenta fácilmente ya que le costará darle forma con las manos. Eso tiene sus ventajas, por ejemplo, si estás haciendo aros de alambre, con algún otro componente, usted quiere que el alambre mantenga su estructura después haberlo moldeado. Como consejo para taller, es bueno tener de varios tipos de alambres, gruesos,  delgados, y estos a su vez pueden estar recocidos o duros.

Alambre blando y fácil de manipular
A medida que experimente con alambres medianamente duros, ira obteniendo resultados cada vez mejores.

ALAMBRES RÍGIDOS
Son mucho más difíciles de trabajar, el alambre duro le permite crear formas permanentes. Así que si está listo para este reto, comencemos a hacer giros con él.

Recuerde, la  experimentación es siempre una herramienta valiosa,  por lo que es bueno ir probando un poco de cada material, y ver cómo funciona mejor en sus manos.







Escrito por: Alejandro Glade R.









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada