Engastado


Sin el arte de la colocación de piedras (engastado), las piedras preciosas se verían mal y en condiciones tristes. El caso es que el engaste debe de estar hecho correctamente, con arte y con gusto. El verdadero objetivo es presentar la piedra preciosa de una manera que impresione, que haga halago de su presencia, sin dramatizar el método con el que la piedra se fija.

La mayoría de los maestros engastadores se enfrentan al desafío de asegurar diamantes y piedras preciosas realizándolo de la manera menos invasiva. El objetivo es ajustar y asegurar la piedra usando la mínima cantidad de material (metal) para asegurar las piedras en la joya. Al hacerlo, el trabajo  debe proporcionar la máxima durabilidad, mientras la joyería de piedras preciosas se lleva puesta. Solo hay que mirar un anillo de compromiso sencillo con grifas de alambre fino sobre pilares  para comprender la importancia de este arte.

Tendemos a dar por hecho de que todas las maravillas brillantes y parpadeantes en nuestra joyería mágicamente están en la posición correcta. Porque estos ajustes se hacen posibles por el experto o por un grupo especializado de joyeros que practican se dedican sólo a este arte y a perdido.

Métodos de engastado de piedras.

Si bien estamos diseñando las joyas,  escogemos algún método de fijación de piedras conocido, cada uno de estos diseños está destinado a presentar las piedras preciosas de una manera diferente. Algunas colocaciones de piedras pretenden aumentar y escenificar una sola piedra, mientras que otros tipos ofrecen una serie de gemas para ser vistas como un solo grupo. Hay técnicas de ajustes de piedras, con mano de obra detallada que pretenden que el espectador dirija la vista directamente hacia el diseño ofrecido. En otros casos, el trabajo de engastado está destinado a proteger bien una piedra y a una joya frágil de un desgaste excesivo.

ENGASTE DE GRIFAS
Engaste de grifas.
Debido al gran uso en los anillos de compromiso, ajuste de grifas es familiar para casi todo el mundo. Los diseños de grifas  se adaptan a cada forma y tamaño de la gema; la más típica sigue siendo la de cuatro o seis grifas. La elevación de las piedras de este sistema apunta a que permite la entrada de luz desde la parte superior y los lados, y es sin duda el método más popular de la colocación de gemas, su destaque es lo más importante.

Cuando la joya se fabrica, el orfebre joyero lo realiza con grifas que son considerablemente más largos que las que se observan en la joya terminada. Las largas grifas son cuidadosamente cortadas con herramientas de mano para excavar aproximadamente un tercio del metal formando el asiento en el que descansará la gema. El asiento tallado cuidadosamente  tiene la forma que coincide con la forma de la gema. Una vez asentada la gema, el engastador usa pinzas y alicates especializados y una serie de herramientas para envolver empujando metal precioso (grifa) alrededor de la cintura piedras (borde o rondís). Después que las grifas están ajustadas, se recortan meticulosamente para conseguir la forma y tamaño deseados.

Engaste de grano.
ENGASTE DE GRANO
El engaste de grano se utiliza principalmente para mostrar secuencias de pequeños diamantes o gemas en hebras o filas continuas. Este sistema tiene popularidad masiva durante la década del 1800 hasta principios del 1900 durante la época georgiana, victoriana, Edwardiana, y la joyería Art Deco. Este engaste en grano decayó en su popularidad por casi 90 años. Y ahora ha vuelto en gloria y majestad, y más fuerte que nunca. Hoy en día, el resurgimiento de esta configuración de filas de piedras se puede apreciar en casi todos los segmentos del mercado de la joyería.

Con la llegada del oro blanco se ha renovado el interés. Desde el año 2000, la industria de la joyería ha sido impulsada nuevamente por el oro, el platino y el oro blanco.

ENGASTE PAVÉ
El segundo factor que ha traído nuevamente el sistema de engastado en grano es que la aparición de los diseños de joyas  en AUTOCAD, que ha hecho posible crear estilos con menos contenido de mano de obra. Las corridas o filas de piedras en miniatura creadas por el diseño automatizado, han creado también el sostén para la fila de piedras que se van a establecer. La nueva tecnología permite a los diseñadores hacer creaciones en que las gemas se instalen con mayor facilidad.

Engaste Pavé.
Es esencialmente un tipo de engaste que dispone piedras en configuraciones de extendidas, los diamantes o gemas en general ocupan prácticamente todo el campo de la joya en lugar de la filas o hebras mencionadas en el sistema anterior. El sistema Pavé hecho con diamantes incrustados, normalmente cubren una amplia superficie, y los granos que afirman las piedras son parte de la decoración. Las obras creadas por estas configuraciones extendidas son impresionantes y muy codiciadas en la joyería fina.


ENGASTE BISEL
Engaste en bisel.
Esta es la forma más antigua conocida de asegurar una piedra, se cree la palabra engaste en bisel que se deriva del nombre de Bezalel, el joyero grabador, que fue conocido por la construcción del tabernáculo o Arca de la Alianza.

Todavía con mucha popularidad hoy en día, el engaste en bisel se utiliza para asegurar la mayoría de las piedras preciosas de corte cabujón, junto con muchas otras piedras talladas utilizadas en joyería fina. A menudo se usa en diseños un poco más primitivos.

Las piedras engastadas en Bisel están montadas respetando la forma y el tamaño de la piedra. Una vez construidos estos biseles las piedras preciosas y semipreciosas se colocan en el interior. La banda metálica se recorta a una profundidad suficiente para formar una solapa que afirme a la gema. El uso de herramientas de metal liso, llamados bruñidores es empleado diestramente por el engastador o artesanos, que hace bajar el metal sobre el borde de la piedra con el fin de asegurarla y dejarla en la posición final.

ENGASTE DE CANAL O RIEL (grifa central)

Engaste en canal o riel.
Desde los años 80 y 90, que el engaste en canal o riel, mantiene una presencia fuerte en la joyería contemporánea. Con sus bordes claramente definidos, limpios, y de líneas fluidas, ofrecen a los diseñadores un sinnúmero de fronteras  para crear.

Las piedras pequeñas engastadas lado a lado están suspendidas en paredes ranuradas, que pueden ser de plata, oro y platino. Estas canales las podemos encontrar en tamaños uniformes o se adelgazan gradualmente, quedando en filas de piedras en un conjunto de canales que se pueden ajustar en filas, o sencillas cintas de piedra en una pieza de joyería fina.

El engaste en canal o riel se consigue cuando el joyero utiliza un cortador rotativo (fresa) para crear un asiento en el metal precioso, quedando ranurado para el tamaño de una gema. Una vez preparada las paredes de ajuste, la piedra se nivela con cuidado en su asiento. El uso de un martillo de mano de precisión se usa para asegurar la piedra en la posición deseada.

Engaste ras.
ENGASTE RAS
El engaste ras o ras-ras es el apropiado para que los diseñadores creen joyas con piedras que se encuentran al ras del metal circundante. Esto se hace con una sola piedra grande asentada en una superficie amplia, y a nivel; esta forma de colocación de piedras es la más utilizada para fijar las piedras más pequeñas y crear una apariencia de lentejuelas.

Después de perforar un agujero piloto en el metal, el engastador utiliza una herramienta eléctrica manual, llamada eje flexible para fresar y abrir agujeros y asentar las gemas. Con las piedras colocadas al ras, el metal de la superficie se manipula suavemente con una herramienta de persecución para colocarlas en su sitio. Una vez fijadas, el borde de la obra se recorta y cuidadosamente se pulen sus bordes y se le da brillo hasta obtener una joya reluciente.

ENGSTE MILGRANO O MILLGRAINE
Engastado milgrano. (millgraine).
Después de haber subido en su popularidad en la década del 1900, La joyería Deco, y Eduardiana como arte, establecieron el milgrano en lo más alto debido a su demanda, y ahora reemergentes como un elemento dominante en el diseño de la joyería retro. En la actualidad, el engaste milgrano o millgraine, como se le conoce a veces, no es la colocación de las piedras en absoluto. El millgraine es el acabado fino, con filas de granos que fluyen a lo largo de las crestas y partes altas en las que se encuentran enclavadas las piedras.
El delicado trabajo de milgrano o millgraine, resulta como la formación de diminutas gotas repujadas en las crestas o partes más altas, cortando el metal con buriles de joyería,  a los que se les dará forma pasándole una herramienta de mano con una pequeña forma de rodillo. Estas perlas en miniatura son las que nosotros llamamos milgrano o millgraine. Estas texturas finas permiten que los diseñadores de joyería establezcan formas sutiles que definan perfectamente los campos que contendrán los diamantes o gemas, es un trabajo con el que la joyería adquiere un gran atractivo antiguo o vintage.






Escrito por: Alejandro Glade R.











No hay comentarios:

Publicar un comentario