Las joyas de turquesa y sus cuidados.

Turquesa en condición natural  y elaborada
La  Turquesa durante miles de años ha sido muy apreciada por la gente. No se sabe bien cuál sería el origen de su nombre. Lo único que se sabe es que deriva del francés “pierre turquoise”, que significa "piedra turca". Esta  antigua piedra ha sido usada por culturas antiguas como La Egipcia, la  persa, culturas de Mesopotamia, del valle del Indo y China, por Incas, Mochicas, Chimúes, y Aztecas.

Anillo de plata y turquesa
Las primeras piedras llegaron a Europa junto a otros productos por la ruta de la seda. Esta hermosa piedra en la antigüedad solamente se usaba únicamente como un talismán por ser piedra sagrada, las que se supone protege de los malos espíritus y atrae la buena suerte, restaura la salud, provoca lluvia... y una gran cantidad de pergaminos que se le atribuyen a nuestros antepasados. Por supuesto, uno podría argumentar que estaban equivocados, pero hoy en día los pilotos y marineros, así como en otras profesiones relacionadas con el aire y el agua, están encantados con la turquesa. Su rol puede realizar sus encantos en colgantes anillos o pulseras.

Turquesa de Arizona
En la antigüedad, los curanderos cuentan que el color turquesa en la decoración de una persona al cambiar de color estaría advirtiendo de un peligro inminente. Lo hicieron deliberadamente para intimidar o fue inconscientemente, no se sabe. Pero si durante tantos siglos la turquesa todavía se aprecia, sin duda, hay en ella algo místico y encantador.

Collar, pulsera y anillos de turquesa
Por supuesto, el colgante de turquesa o aros no atraen mucho la atención y no es tan llamativa. Sin
embargo, es importante saber que esta piedra también existe en tonos de gris azulado a verdoso. Y la capacidad de cambiar el color que tiene, no sucede debido a algunas señales y factores externos.

Al elegir joyería con turquesas, es importante saber cómo tratarla. 

1. Evite la luz solar directa, esto puede llevar a un cambio en el color original. 


2. Además, no exponga a los cambios bruscos de temperatura a la de color turquesa. 


3. No use joyas con turquesas, cuando haga trabajos duros, porque puede afectar negativamente a la estructura y al color de la piedra. 


Collar con configuración de flores en turquesa

4. Usted no puede usar aros, colgantes o anillos con turquesa en la playa o en la piscina. Se introducen elementos por los poros de la piedra. Además, sal de mar y productos químicos en el agua de la piscina también se afectan negativamente a su apariencia. 







5. Esta piedra no puede estar en contacto con el agua. Para su limpieza, sólo tiene que utilizar un paño húmedo o cepillo de dientes, entonces asegúrese de limpiar y luego séquelo.


Joyería con turquesas.
6. Con joyería de  turquesas, no se puede utilizar productos químicos. No es necesario recurrir a los servicios como el cuidado con vapor o máquinas de limpieza por ultrasonidos. 

7. Asegúrese de guardar las joyas que tengan turquesas en cajas o cajones individuales, para evitar que se rosen y así evitar que las piedras se rayen.



Siguiendo estas sencillas reglas, sus joyas de turquesa durarán para los próximos años, conservando  su apariencia impecable e igual a su primer día.





Escrito por: Alejandro Glade R.




No hay comentarios:

Publicar un comentario