Orfebrería Etrusca

Orfebrería etrusca

La historia y comienzo de la joyería etrusca data de una  civilización en Etruria en el siglo VII antes de Cristo, después de que un período largo de tiempo relativamente estéril este es precedido y que se ha relacionado con el aumento en el flujo del comercio entre los países del Mediterráneo occidental y oriental, con la colonización griega en el sur de Italia en el siglo VIII antes de Cristo y sobre todo con la llegada de elementos que se mezclan en toda la zona del Mar Tirreno. De esta manera, las técnicas en el trabajo del metal etruscas y su producción pronto se hizo muy famosa. 

El centro más importante de producción estaba en Populonia, una antigua ciudad etrusca al norte de Piombino (Livorno), que fue un antiguo puerto de mar de Etruria en cuyas proximidades se encuentran vastos depósitos de escoria de hierro, con señas de varios siglos de actividad más tarde se volvió un centro minero y marinero independiente. Evidentemente, los centros más destacados de producción deben de haber coincidido con la introducción de grandes emporios comerciales que estaban situados en general en las proximidades del mar, todos estos lugares se convirtieron no sólo los centros financieros, políticos y culturales, sino en metrópolis donde había fabricantes y orfebres especializados en la fabricación de joyas. 











Los elementos más comunes de la joyería son hebillas con una correa larga, broches de cabeza redonda, pulseras y aros. La decoración se basaba por lo general en la granulación, que en estos artículos lograba una expresión de perfección    técnica, a veces reducida a pequeños granos que se veían como polvo. Más al sur los etruscos tratan  muy bien la joyería con esta técnica y la utilizan para enfatizar, los relieves, la orfebrería de granulación en el norte etrusco, está destinada a representar escenas completas.







En general, lo que surge es un fino arte más elegante. Trabajos con acabados y terminaciones en estos productos hechos por artesanos etruscos nos muestran hasta qué niveles de maestría tenían estos artistas que llegaron a utilizar los más variados medios y técnicas. El uso de la granulación efectuada para cubrir superficies enteras resultaba de suma elegancia, el uso de estampados para crear bajorrelieves femeninos en estatuas, flores y hojas. 










Otra cosa que se observa es la tendencia a hacer uso de la técnica de la poli cromática, usando gemas o pasta de vidrio, que son exclusivamente usadas con el oro. El resultado es una alternancia inteligente entre los elementos, algunos densamente decorados dependiendo de las posibilidades de los materiales, por su maleabilidad, y lo que les permite extenderse en capas brillantes y lisas, o disolverse en un polvo muy fino, dando los más variados efectos intermedios a cada obra.



Escrito por Alejandro Glade R.

No hay comentarios:

Publicar un comentario