Los diamantes coñac.




En el mundo hay también diamantes raros, que, debido a los caprichos de la naturaleza adquieren colores interesantes y raros. El diamante coñac es un buen ejemplo de este capricho de la naturaleza. Es un brillante, de un color inusual pero al fin es un color distintivo, una piedra rara y a su vez hermosa,  que como tal tiene un alto precio a causa de ser pieza única e inusual, y de una rara belleza.


Muy a menudo, estas piedras se pueden ver montadas en una variedad de joyas: aros de diamantes, y anillos de diamantes, y esto no es una lista completa de la utilización de estas piedras preciosas. Por primera vez este tipo de diamantes poco comunes se comenzaron a encontrar en Australia,  la mina de diamantes Merlín, en el Territorio del Norte de Australia, está sorprendiendo al mundo  desde el 2013 con sus descubrimientos.

Diamante montado en bisel de oro,
 rodeado de brillantes blancos.



La singularidad de las condiciones de sus suelos, son lo que con los años produjo la aparición de diamantes de colores inusuales. Estos minerales de las minas australianas de diamantes son aún más interesantes en cuanto a sus colores, estos van desde el color chocolate hasta el color rubí e incluso también un gran número de diversos colores. En estos últimos años estos diamantes han ganado cada vez más popularidad, como uno de los principales exportadores de diamantes de colores a Europa y América.




Anillo con diamante central coñac,
con corrida central de diamantes sobre platino,
y oro amarillo en partes laterales.





El costo de las quilates de estos diamantes es muy particular porque se tratan en las ventas prácticamente de a uno en las subastas, por la sencilla razón que estos  diamantes son muy populares y codiciados por su rareza. A modo de ejemplo, podemos decir que en una subasta de élite mundial, el promedio de estos regalos de la naturaleza  el precio de este regalo de la naturaleza alcanza los 4 mil y 4.500 dólares por quilate, pero siempre la demanda  se produce entre los compradores ricos.  












Gemas de un color tan raro, como estos son populares entre los cazadores millonarios, que a su vez son llevados a los más prestigiosos orfebres para que sean una  fuente de inspiración para la creación de nuevas obras. Los compradores utilizan estos accesorios como una forma de mostrar su personalidad, ya que tales joyas exclusivas son casi perfectamente adecuadas para cualquier ocasión, estos diamantes con vestidos de noche  se convierten en la joya más exquisita, por su rareza, convirtiéndose en el ideal para las damas de compañía por la noches en cualquier evento social,  y ponen en  relieve el estilo único y la elegancia.






Escrito por: Alejandro Glade R.







No hay comentarios:

Publicar un comentario