Mantenimiento de los diamantes.


¿Cómo debemos cuidar los diamantes? ¿Cómo debemos limpiarlos? ¿Podemos echar a perder una Joya con una mala limpieza?

 En este artículo hay una lista de notas, que siempre le ayudarán a mantener sus diamantes en perfecto estado.

Sus diamantes deben estar siempre impecables y con un muy buen brillo, para ello es necesario cuidarlos adecuadamente. Algunos no saben cómo hacer las cosas bien, por lo que sus piedras se van deteriorando con el tiempo y se convierten en piedras con una capa blanca, la cual sólo puede ser removida con la ayuda de una re-lapidación o corte. Para evitar que le pase esto, usted debe seguir algunas reglas simples.

Herramientas para la limpieza
La primera regla es que la joyería de diamantes se debe limpiar con guantes. Esto se debe a que los diamantes son muy sensibles a la grasa, incluso para una cantidad tan pequeña como la que está en nuestras manos. Si el cubrir sus manos no fuera posible, trate de no tocar con los dedos las durante la limpieza.

El siguiente paso que es muy útil;  un paño suave de limpieza de terciopelo húmedo y seco. También necesitaremos agua tibia, que remueva la contaminación y el polvo.


Reglas de cuidado para los diamantes y el oro
Cuando se trata de joyas de oro, entonces sirve mucho la ayuda de agua tibia y jabón. Sólo que en este caso, debemos asegurarnos de que el jabón o champú que utilicemos sean de baja alcalinidad y no abrasivos, ya que de no ser así podemos hacer que los diamantes y el oro se pongan opacos y oscuros.

Tome un paño suave y sumerja el producto en agua, limpiar su decoración. Para mejorar el efecto, mantenerla en el agua tibia durante un tiempo, con una solución jabonosa.

La alta temperatura en los diamantes
Un punto muy importante: en las joyas de diamante no es bueno someterlas a altas temperaturas. No los limpie con agua caliente y tampoco seque con secador de pelo.

Además, no es recomendable usar un anillo de diamantes u otras joyas con este tipo de  piedras, cuando hace mucho calor. Debemos asegurarnos  también de que estas joyas no queden en la luz solar directa, como podría ser una ventana.

Si no sigue esta regla, su hermoso diamante se convertirá en una piedra blanquecina muy anti-estética, y será difícil de creer que es un diamante verdadero.


La limpieza de los diamantes
Además, del agua jabonosa, otro elemento perfecto para aquellos que no saben cómo limpiar la joyería del diamante, será el vodka, y el alcohol, con agua o una solución diluida de amoniaco. Para limpiar un anillo de diamantes lo que sólo tiene hacer es ponerlo dentro de estas soluciones por un par de segundos, y luego limpie con un hisopo de algodón.

Al final del procedimiento, no se olvide de frotar la piedra para que  brille con un trozo de tela de terciopelo.

Ir donde el especialista
Para un mejor cuidado de los diamantes, es bueno llevarlos dos veces al año a un especialista para que vea en que estado se encuentran.

Esto es para asegurar que un joyero verifique que no tiene daños o ralladuras, este le hará un baño ultrasónico que elimine la suciedad rebelde y los gérmenes, y la pieza será pulida nuevamente si fuera necesario.


El oro con diamantes es importante saberlo limpiar
Cuando usted piensa acerca de cómo limpiar las joyas de diamante, es necesario recordar que elementos no son adecuados para este propósito:

*La Soda que a diferencia de la plata, que a menudo se limpia con soda, el oro es capaz de empeorar su apariencia con este producto. Puede llegar a  perder brillo y ponerse feo y opaco.

*El vinagre, el peróxido de hidrógeno, el permanganato de potasio, ayudan a la oxidación y pérdida de brillo del oro y diamantes.

*El yodo puede hacer que el oro cambie el color, y regresar lo a su estado normal implicará volver a hacer el proceso de pulido y terminación nuevamente.

*Los detergentes caseros y otros productos de limpieza contienen un alto porcentaje de materiales alcalinos y abrasivos que hacen que el  oro quede sin brillo y los diamantes se pongan de color blanquecino.

Escrito por: Alejandro Glade R.


No hay comentarios:

Publicar un comentario