El Ópalo

Ópalo negro Australiano
Los ópalos han sido siempre una piedra favorita entre los grandes Orfebres. Su  variedad de colores lo hacen único en el mundo mineral. Sin embargo, hay muchos conceptos erróneos acerca de ópalo, que  con este artículo esperamos disipar.

            La palabra ópalo es la versión abreviada de la palabra romana "opalus" o "juego de colores". Durante siglos el hombre se ha maravillado con sus irisaciones (La iridiscencia es un fenómeno óptico caracterizado como la propiedad de ciertas superficies en las cuales el tono de la luz varía de acuerdo al ángulo desde el que se observa la superficie, como en las manchas de aceite, las burbujas de jabón, las alas de una mariposa y el lado reproducible del disco láser, ya sea CD o DVD.

Iridiscencia de los Ópalos
             La iridiscencia es causada por múltiples reflexiones de la luz en múltiples superficies semi-transparentes, donde los sub-secuentes cambios de fase e interferencia de las reflexiones modulan la luz por la amplificación o atenuación de las diferentes frecuencias.) La invención del microscopio electrónico mostró que la riqueza del  ópalo de color era el resultado de la difracción de la luz o el efecto espectral. La luz entra en la piedra y pasa a través de una red de esferas de sílice en el centro de la piedra.

Es importante señalar que todas las piedras naturales no son creadas iguales. A continuación una lista de colores de acuerdo a su valor. ( de mayor a menor valor)

Púrpura / rojo , Naranja, Amarillo, verde,  verde con azul,  blanco.


Ópalo de Etiopia



El Ópalo es una piedra relativamente dura, de 5 a 6,5 en la escala de dureza de Mohs. (Diamante = 10, turquesa  = 5 a 6, esmeralda = 7,5 a 8)  Hay 2 factores importantes con respecto a la fisuración o agrietamiento de ópalo. Los ópalos que son bastante duros, pero no son difíciles de que se astillen. Por lo tanto, los bordes del ópalo siempre deben ser protegidos. Casi siempre en bisel, poniendo un borde de oro, platino o plata alrededor de la piedra.



Ópalo de Roca








Lo más importante de recordar en el cuidado de un ópalo, es que el ópalo es un sílice, por lo tanto, contiene una gran cantidad de humedad.  Si usted es dueño de un ópalo preste atención. Debe hidratar su ópalo cada 30 o 120 días, La re-hidratación es simple. Ponga la pieza que contenga  el  ópalo en una caja cerrada con algodón y agregue 4 o 5 gotas de agua, durante 4 a 6 horas y el ópalo va a absorber la humedad a través de la ósmosis. Esta es una buena manera de evitar que se astille y se agriete. El Cuarteamiento se  presenta como pequeñas  grietas.  Esto es fácil de evitar con el cuidado adecuado, sin embargo cuando la piedra se agrieta, este acontecimiento ya no puede ser revertido.











Existe una lista bastante grande de tipos de ópalo, por lo que daré una breve descripción de las variedades más populares:

Ópalo blanco en anillo de oro blanco y brillantes









Ópalo blanco: es una de las variedades más comunes de ópalo. Tiene un fondo blanco en su mayoría con puntos  de color. El ópalo blanco se puede encontrar en Europa, Australia y EE.UU.







Ópalo de fuego (rojo y anaranjado)

Ópalo de fuego: por lo general tiene un fondo azulino o azul  verdoso y verde. Se trata sobre todo de sílice cristalino. (Comprimido como arena endurecida.) El ópalo de fuego puede extenderse desde comunes a  totalmente espectaculares.  El color de ópalo de fuego es difícil de ignorar, amarillos fuertes, naranjas y rojos tan brillantes que se ven como si brillaran en la oscuridad. El ópalo de fuego a veces tiene muchos juegos de colores.  Las mejores variedades que podemos encontrar tienen grandes destellos de color (y se les conoce como ópalo arlequín), o también como vía láctea,  con muchos puntos  de color parpadeantes. El ópalo de fuego se extrae en México, como  resultado de antiguos volcanes extintos. El ópalo de fuego también se puede encontrar en Oregón y la Columbia Británica, en Canadá, en América del Sur, América Central, Suroeste EE.UU., Europa, Australia, y Nueva Zelanda.


Ópalo de roca: también puede llamarse "maravilla desierto."  Se encuentra sobre todo en el interior del desierto de Australia y el oeste de los EE.UU. El Ópalo de Roca,  sólo se produce en condiciones áridas. Se forma cuando la arena líquida o sílice llena las fracturas en las rocas que se formaron por las lluvias estacionales. Durante largos períodos de sequía el sílice se endurece por evaporación, este  sílice se compone de pequeñas partículas apiladas en la parte superior y al lado de la otra, y difractan la luz en patrones de colores prismáticos. Cuanto más cercana es la disposición de estas partículas, mejor es el color. En el caso de los ópalos de roca, estos destellos de color generalmente se destacan mejor porque están con un fondo muy oscuro.

Ópalo negro
El Ópalo negro :  Desde 1901 Lightning Ridge,  Australia, ha sido la principal fuente productora de este ópalo. Lightning Ridge se encuentra a 500 millas al N.O.  de Sydney,  Australia y proporciona al mundo los mejores y más caros  ópalos. Como regla general,  tienen gran color rubí rojo, azul real con verde sobre verde, y parpadea a veces de color púrpura.

Cristál de Ópalo Negro:  El único ópalo que tiene la cualidad de la iridiscencia perfecta es Cristál de Ópalo negro. Los Gemólogos han encontrado que el orden, el tamaño, y la disposición de los colores es perfecto. El cristal de  ópalo negro, tiene un intenso negro / azul marino, azul / negro o azul verdoso.

Ópalo transparente. Hay dos tipos,  La primera y más común es la jalea de  ópalo. Tiene un color (por lo general de color naranja o amarillo) y puede parecer que tiene  pequeños trozos de color suspendida dentro de la piedra. La segunda es de cristal jaléa de ópalo. Es muy raro y puede ocurrir en todos los colores. Es muy  raro,  el  cristal jalea de ópalo aparece como bolas de cristal y cuentan con una pequeño pero potente  juego de colores.
Ópalo blanco


El Ópalo en la antigüedad
Las evidencias  arqueológicas muestran que el ópalo se extrae hace más de 10.000 años y se utiliza en artefactos en Kenia hace 6 mil años. Los griegos antiguos, Teofrasto (372-287 aC), que prepararon el libro más antiguo existente en piedras preciosas, citó a su amigo Onomácrito: "la delicadeza del ópalo me recuerda a un niño amoroso y hermoso".

 Los antiguos romanos clasificaron a los ópalos sobre todas las otras piedras preciosas y pagaban altos precios por las piedras de lujo. En el mundo romano, Marco Antonio (83-30 aC) regala un anillo de ópalo a Cleopatra.  Plinio (23-79 dC), el famoso escritor y filósofo naturalista, en sus escritos describe su compra de ópalo: "tener un fuego refulgente de carbunclo (rubí o granate), el glorioso púrpura de la amatista, el verde mar de esmeralda, y todos los colores brillantes juntos mezclados de una manera increíble”.

Zafiro azul ópalos y diamantes




Durante el mismo tiempo, los aztecas explotaron  la minería de ópalo en América del Sur y Central.

Las tradiciones de otras culturas muestran reverencia similar hacia los ópalos. Los árabes creían que los ópalos caían del cielo con la luz de los relámpagos, que es la forma en que recibieron su color de fuego. Los antiguos griegos creían que el ópalo confería  los dones de la visión y la profecía y ayudarían  al usuario a disminuir sus inhibiciones y revelar sus verdaderos sentimientos.




Por: Alejandro Glade Reyes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario